Ф M 2

INSTITUTO OSCAR MASOTTA

DELEGACION COMODORO RIVADAVIA

INTERLOCUTOR: EDUARDO BENITO

Coordinador local:

Silvia Nuñez


Reseña Clase de Diana Campolongo


Los días 28 y 29 de marzo del 2014 la Delegación IOM2 Comodoro Rivadavia tuvo el gusto de recibir a su interlocutora Diana Campolongo, quien ofreció su entendimiento hincando sobre
la pregunta ¿A dónde va el Psicoanálisis? Señaló que el psicoanálisis se mueve y propuso
situar el recorrido de Lacan teniendo en cuenta su sesgo político y su vinculación con la época.
Comenzó recortando tres escritos de Lacan: “Variantes de la cura tipo” (1955), “Situación
del psicoanálisis y la formación del analista” (1956) y “el psicoanálisis y su enseñanza”(1957).
Aquí, Diana entiende que Lacan se pregunta y se seguirá preguntando a lo largo de su enseñanza,
¿Qué es el psicoanálisis? Una de las respuestas que da es: “es lo que hace un psicoanalista
y un psicoanalista no es sin el pase”. Afirmado esto, en 1967 en la Proposición del 9
de Octubre. Luego de la excomunión (1961), momento en el cual la IPA rechaza finalmente al
“problema Lacan” de su institución. Dentro de la Escuela Freudiana de Paris que formara Lacan
en 1964, Diana hace hincapié en dos de las tres secciones de dicha escuela. Por un lado una
que hace al psicoanálisis puro respecto de la formación del analista y el psicoanálisis aplicado.
Respecto del texto de Miller “Como se deviene psicoanalista en el siglo XXI”. Diana recorta
que un psicoanalista es producto de una operación, el analista como objeto producido en el
análisis. Es producto y no efecto de un análisis. El efecto implica una causa, como el significante
causa el A, en cambio el producto es un resto. Tomando el algoritmo de la transferencia
y apoyándose en un caso clínico, Diana, verificó cómo el deseo del analista a partir de su ignorancia
convoca a una aventura subjetiva en la experiencia psicoanalítica.
Situó las dos vertientes del síntoma, como saber inconsciente y su costado pulsional, el
goce. Tomó el síntoma goce para decir que no se descifra, que es autista en tanto no se anuda
al Otro y que es el goce lo que hace durar al síntoma. Tomando el seminario 22 RSI (1974),
dice: el síntoma es una F(x) que da cuenta de la escritura salvaje de la letra. La letra no significa
nada. Y hace el siguiente gráfico:

Síntoma letra (salvaje) sss---------> Otro de la significación
                                                     Operación analítica
                        < -----------------------
Sinthome

Hay una dimensión sintomática de padecimiento y el sinthome produce reparación. En el
lapsus, en el error del anudamiento ahí aparece el síntoma. El sinthome se ha hecho con los
restos sintomáticos y va al lugar de la no relación sexual. El síntoma viene de lo real y toma
el campo simbólico. Diana Campolongo trabajó el testimonio del pase de Gustavo Stiglitz:
¿Cómo es que no fui? Entendiendo que, en esta experiencia analítica, se verifica con claridad
el trabajo con el síntoma y sus restos. La transformación de un fantasma de excluido del Otro
a la idea que se hizo del deseo del analista como extraterritorial, una invención, un sinthome
que no es sin el goce de la pulsión. Diana también destaca que “el analista hace existir para
sus analizantes, esa lengua extranjera”, esta lengua extranjera, es lo que viene del Otro del
inconsciente, pero a la vez es lo más singular. La idea es hacer de lo extranjero lo más singular.
Y por ultimo transmitió que la enseñanza de Lacan “acompaña” la época, en tanto caída de
lo simbólico. Tener lo real como horizonte, para que no se produzca una inflación de lo simbólico,
apuntando a su de- consistencia. Agujerear el saber para poder terminar un análisis.

                                                                                            Romina Cuadrillero

No hay comentarios:

Publicar un comentario